La paradoja de que el idioma español no sea lengua vehicular en España

27 Nov 2020

Spain is differentA mitad de los años cincuenta del siglo XX el interés español por captar turistas y competir con los grandes destinos, como Francia e Italia, por atraer visitantes que aportaran divisas, supuso la apertura de una nueva linea de negocio transfronterizo, a la que se dotó de los máximos aires institucionales, una de cuyas herramientas fue el lanzamiento del esloganSpain is different”, tan exitoso en conseguir su objetivo, que sobrevivió a la propia campaña en sí, hasta el extremo de que esas tres palabras, tanto expresadas en inglés, como en su traducción española, han sido capaces de adquirir vida propia, sea en positivo, como en lo que no lo es tanto.

“Spain is different”

Y esa expresión viene como ‘anillo al dedo‘ para referir todo lo que está sucediendo, en nuestro país,España es diferente en relación a la modificación, vía enmienda pactada entre PSOE, Podemos y ERC sobre el proyecto de LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación …¡vaya nombrecito!) que finiquita la anterior Disposición Adicional 38 de la LOE que obligaba a las Administraciones educativas a “garantizar el derecho de los escolares a recibir enseñanzas en castellano y en las demás lenguas oficiales en sus respectivos territorios”; liquidando, con ello, el reconocimiento del idioma español como lengua vehicular en toda España.

Naturalmente que en esa Ley, que se modifica a través de esta enmienda, hay otros asuntos de no menor importancia, pero éste que afecta a la lengua oficial de España, según la Constitución en su artículo 3: “1) El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. 2) Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo a sus estatutos”, adquiere mayor relevancia, dando la sensación que el idioma de todos, según nuestra Constitución, además de segunda lengua más hablada en el mundo, parece ser instrumentalizado, por algunos, como si fuera un símbolo de determinadas ideas, tal como también ocurre con la bandera. Y el uno y el otro deberían ser signos de unidad como sucede en otros lugares del orbe, como Francia, Reino Unido o EE.UU.

“El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo a sus estatutos” (Artículo 3 de la Constitución)

Artículo 3 de la Constitución Española

Basta echar la vista a otros países de nuestro entorno en Europa para comparar lo que sucede en ellos, frente a lo que sucede (o se intenta hacer) con el idioma español, en España.

En Alemania, el 95% de su población habla alemán, siendo el utilizado en  los documentos oficiales, aunque ello no impide que haya otros idiomas, mayoritariamente pegados a las realidades sociales de ciertas regiones o zonas, así sucede con el conocido como “bajo sajón”, brandenburgués, hessiano, turingio, sórabo o con el “frisón septentrional”.

Francia utiliza, en exclusiva, el idioma francés en sus documentos oficiales, pero se utilizan otros, como el alsaciano, el bretón, el occitano, el provenzal, el gascón, el corso y, por supuesto, el euskera y el catalán en las zonas del sur pegadas a País Vasco o Cataluña.

En el Reino Unido se utiliza el inglés, siendo, de hecho, la lengua nacional, sin calificación de lengua oficial, utilizándose también el escocés, el galés y el “gaélico irlandés”, con la curiosidad de que la única lengua con reconocimiento de oficialidad es el galés dentro de los límites de Gales, sin que ello impida que en la enseñanza y en documentos oficiales se puedan utilizar, en ese territorio en concreto, tanto inglés, como galés. En Inglaterra el 98% de su población se expresa en inglés, aunque también se habla el córnico.

La desaparición de la consideración del español como lengua vehicular resta apoyo legal al derecho a recibir, al menos, un 25% de la enseñanza en español.

Italia utiliza el italiano como único idioma oficial, hablándolo el 95% de la población, aunque se reconoce protección a otras lenguas pegadas a determinadas regiones, tal como sucede con el napolitano, siciliano, toscano, ladino, friulano, arpitano, lombardo, piamontés y grico.

La paradoja de que el idioma español no sea lengua vehicular en EspañaEs evidente que en ninguno de los grandes países de Europa se prescinde de su idioma nacional principal como instrumento esencial de su sistema educativo, y España no puede ser la excepción a esa norma del más lógico sentido común.

¿Alguien podría entender que se obligara a cualquier estudiante, niño o adulto, a adquirir conocimientos en una lengua diferente a la suya propia, reconocida como idioma oficial en todo el Estado, incluido tanto un colegio de Llavorsí (Lleida) u otro de Mondragón (Guipuzcoa)?. 

“No queremos que el castellano (español) sea lengua vehicular, sino que se enseñe como cualquier lengua extranjera…” (Montse Bassa, integrante de ERC)

Montse Bassa¿Se puede considerar protección hacia una lengua, como el catalán, el hecho de que en los trámites de documentos oficiales en la Comunidad Autónoma de Cataluña no se contemple el uso del español, siendo la lengua oficial del Estado?. ¿Quién protege entonces al idioma español dentro de su territorio?.

Parece que en la motivación de algunos de los firmantes en esta enmienda, también conocida como “Ley Celaá”, anida, sin disimulo, su aspiración, de que el idioma español, desde luego en Cataluña, pero también en otras comunidades autónomas, pase a ser utilizado, y enseñado, como sucede con cualquier lengua extranjera, como si del inglés o francés se tratara. A lo cual puso voz Montse Bassa, de ERC, al afirmar: “No queremos que el castellano (español) sea lengua vehicular, sino que se enseñe como cualquier lengua extranjera…” Blanco y en botella.

“Les incomoda que la perseverancia de muchos padres y madres haya hecho posible que los Tribunales reconozcan también el carácter de lengua vehicular de enseñanza al castellano en la escuela catalana y quieren acabar con esta la posibilidad” (fragmento del comunicado realizado por “Impulso Ciudadano”, “AEB” y “S’ha Acabat” sobre la enmienda lingüística de la Ley Celaá)

La paradoja de que el idioma español no sea lengua vehicular en EspañaActualmente la legalidad vigente exige que, al menos, el 25% de la enseñanzas recibidas en cualquier aula de España se realice en español, aunque son conocidos casos, especialmente en Cataluña, en que únicamente se realiza una hora lectiva semanal en el idioma oficial, y común, de todo el país; pero, a más a más, caso de prosperar la enmienda incluida en la denominada Ley Celaáse sustanciaría su desaparición como lengua vehicular.

El proceso de inmersión lingüística llevado a cabo en España no tiene antecedentes en Europa, con la única similitud del caso de las Islas Feroes y no parece que el modelo de sociedad avanzada y multicultural hacia el que avanza el mundo, llegue marcado de la mano, y en las palabras, del feroés y el groenlandés.

“Lucho contra tres gigantes: el miedo, la injusticia y la ignorancia” (afirmación que Miguel de Cervantes pone en boca de Don Quijote)

La paradoja de que el idioma español no sea lengua vehicular en EspañaComentábamos, al empezar estas lineas, sobre lo vigente de la afirmación “España es diferente” y efectivamente es así, porque solo en nuestro país, una de cuyas grandes fortalezas es el idioma común de todos los españoles, segunda lengua más hablada del mundo, con 580 millones de hispanohablantes (7,6% de la población mundial), se puede hacer “política pequeña” con nuestro más grande patrimonio, sin entender que hay que cuidarlo, cultivarlo y no limitar la educación, en él, de las generaciones del presente y del futuro.

En la universal obra de Miguel de Cervantes, de Don Quijote de la Mancha, afirma el Caballero de la Triste Figura: “Lucho contra tres gigantes: el miedo, la injusticia y la ignorancia” y esas palabras toman vida hoy, mientras se da la paradoja de que nuestro idioma, segundo más hablado en el mundo, es estudiado, hoy, por veintidós millones de personas, en ciento diez países diferentes, incluidas las Islas Feroes, donde al estudio del español se dedican más horas horas lectivas a la semana que al feroés y al danés, mientras que en España se tramita una enmienda parlamentaria que podría suponer su desaparición como lengua vehicular. No hay dudas, “Spain is different”. 

Artículo publicado en @elespanolcom el 13/12/2020: https://www.elespanol.com/blog_del_suscriptor/opinion/20201213/paradoja-idioma-espanol-no-lengua-vehicular-espana/542515744_7.html

Si alguna de las imágenes utilizadas en este blog, está protegida por copyright, ruego me lo hagan saber para ser retirada de forma inmediatainmediata
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *