Cifuentes: ¿aires de cambio?

09 Jul 2015

Este próximo fin de semana se celebrará la conferencia política que el PP ha preparado para lanzar sus mensajes de cara a la campaña electoral de las próximas elecciones generales y presentar a sus nuevos vicesecretarios generales.

Habrá cuatro foros de debate, con ponentes asignados; “Hablamos de ti” dirigido por Javier Maroto y Rafael Hernando, una pareja sin duda algo desequilibrada, “La España que queremos, reforma de nueva generación” que protagonizará Martinez Maíllo, “El futuro de España es la UE” que, curiosamente, ha sido encargada a la veterana pareja formada por Javier Arenas y Esteban González Pons y “La España reformista, cumplimos al 93%” que será utilizada para que su ponente, Cristina Cifuentes, sea promocionada como símbolo del nuevo partido, intentando dejar atrás las imágenes del pasado de Esperanza Aguirre e Ignacio González, junto con todo lo sucedido bajo el mandato de éstos en la Comunidad de Madrid, pero ¿es realmente Cristina Cifuentes un perfil alejado de lo que ha ocurrido en los últimos años?, ¿quién es la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, que cuenta con el apoyo expreso de Ciudadanos?.

Cristina_CifuentesConviene recordar que esta hija de una familia de ocho vástagos, se afilió a “Nuevas Generaciones” del PP, cuando contaba 16 años, manteniendo su afiliación política durante los 35 años que han transcurrido desde entonces, habiendo sido diputada regional en la Asamblea de Madrid entre 1991 y 2012, desempeñando innumerables cargos a designación del aparato orgánico del Partido Popular: desde consejera de Telemadrid, a sentarse en el Consejo General de Caja Madrid en época de Miguel Blesa; formando parte también la propia estructura de dirección del Partido Popular de Madrid, bajo la presidencia de Esperanza Aguirre. Ya en 1987 ocupó la posición 57ª en la lista del Alianza Popular al Parlamento Europeo y en 2011 fue incluida en la posición 14ª del PP al Congreso por Madrid, desde donde fue nombrada Delegada del Gobierno en Madrid, utilizando dicha designación para hacerse presente ante la ciudadanía, hábilmente promocionada desde la estructura del PP nacional, como alternativa al “aguirrismo” de la Condesa de Bornos, a pesar de haberse desarrollado a la sombra de ésta.

Cristina Cifuentes no puede ser la renovación de algo de lo que formó parte, sus próximos hechos, como presidenta de la Comunidad de Madrid irán poniendo los adjetivos necesarios a su propia gestión, de momento ha perdido una gran oportunidad de hacer un guiño de regeneración y renovación, al votar en contra de la iniciativa apoyada por Ciudadanos, PSOE y Podemos, para investigar desde la Asamblea de Madrid lo acontecido en los últimos tiempos con la mayoría absoluta del PP, a través de la “comisión de estudio del endeudamiento” y de la “comisión de investigación sobre corrupción”, ambas en el ámbito de la Comunidad de Madrid.

Tiempo al tiempo, quizás mientras tanto podríamos llegar a ver a la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid con una sentencia en contra emitida por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo en relación a su época como Delegada del Gobierno en Madrid, ¿sería un límite para Ciudadanos, en su apoyo, que ello sucediera? …veremos, lo cierto es que esta legislatura en la Asamblea de Madrid no será como la anterior, pero de ahí a vendernos renovación y regeneración a través de Cristina Cifuentes en el PP de Madrid, va un abismo.

Share

Comentarios

  1. Esperanza dice: julio 10, 2015 at 10:04 am

    Muy buen artículo, tienes toda la razón, es difícil que alguien tan arraigado en el partido haga una renovación, tan necesaria hoy en día, el tiempo lo dirá, y esperemos que Ciudadanos, como es su obligación ahora mismo, lo exija y no se deje doblegar por “las mieles” del poder. El problema que tenemos los ciudadanos es que nos muestran muy pocas alternativas a los que no comulgamos con las ideas radicales de la extrema izquierda, que tantas veces la historia ha demostrado que no sacan a un país adelante.

    • Gracias por la opinión. Sin duda, estamos en el momento histórico más complicado, en España y en Europa, desde los años 30’s del siglo XX, conviene repasar la historia y no volver a cometer errores ya cometidos, pero lo que es indudable es que el afán de que las cosas se pueden hacer de otra manera ya ha germinado en mucha gente. Esta crisis ha sido la coartada empleada para generar dolor indiscriminado en amplias capas de la sociedad, los valores que se enunciaban al inicio de de la transión parecen viejos recuerdos arrinconados en un estante. Es momento de implicarse y de no dejar que sean otros los que hagan y decidan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies