El entretenedor, crítica teatral

01 Dic 2020

La improvisación teatral es un género en sí mismo, aunque en la mayoría de los casos lo que se sustenta tras ello es un conjunto de técnicas que nos llevan a afirmar que “Nada más elaborado que la aparente improvisación”. 

Teatro, improvisación y magia son tres palabras que definen un determinado tipo de espectáculo que tiene la virtud de atraer el interés de un público muy heterogéneo, compuesto, a la vez, por padres, hijos y abuelos, de diferentes estratos y capas sociales, que funciona en cualquier país, se trate de la vieja Europa, de cualquier rincón de la inabarcable África o de la evocadora Asia.

“El mejor modo de recordar algo, es con una historia”

El entretenedor, crítica teatralLa capacidad de conexión de quien convierte en asombro su buen hacer, atrayendo la atención en lo que dice, y como lo expresa, más allá de lo que ocurre, es un elemento común entre los grandes de un oficio excepcional en sí mismo, que a lo largo del tiempo siempre ha logrado tener presencia en los escenarios de todo el mundo, desde los más humildes o los más lujosos.

Hoy, en Madrid, más allá de los efectos devenidos con la crisis del coronavirus covid-19, hay variados espectáculos que combinan la teatralidad y la improvisación para presentarnos diferentes aspectos de la magia. Y en el evocador espacio que es la sala “Off Latina”, se ha abierto hueco, todos los domingos a las 18 horas, el espectáculo “El entretenedor”, protagonizado por Borjo Meyer, dirigido a todos los públicos, en el cual el protagonista llega a interactuar con todo aquel que ocupa una butaca en la sala, consiguiendo su complicidad …entreteniendo y generando una sonrisa, lo cual no es poco en estos tiempos.

“El mago ha significado en primer lugar, sabio: lo eran los trimegistos en Egipto, los druidas en Galia, los gimnosofistas en India, los cabalistas entre los hebreos, los magos en Persia, los sofistas entre los griegos y los sabios entre los romanos”  (Giordano Bruno)

El entretenedor, crítica teatralDice Juan Tamariz, reputado mago de cercanía, que hace 52.000 años se produjo la primera sesión de un intento de entretenimiento de nuestros ancestros humanos, a través de un hombre y una mujer, en una caverna, …y que el asombro que lograron producir entre los miembros de su tribu fue el germen de lo que luego se llamó danza, música, ballet, teatro …o magia.

Una buena opción de entretenimiento para la tarde de los domingos, que no solo incluye un ‘show” de magia e imprevisión, sino que es precedido por el pre-show, además de epilogado por el post-show, un momento antes de que Borjo Meyer se sincere, diciendo que “todo ha sido verdad, excepto las mentiras”; identificarlas, si las hay, es cosa de cada espectador, aunque ya vaticino que más de uno se guardará, de recuerdo, las cartas de naipes, partidas por la mitad, de su sorprendente numero final.

 

Si alguna de las imágenes utilizadas en este blog, está protegida por copyright, ruego me lo hagan saber para ser retirada de forma inmediata.
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *