Visa “black”

17 Oct 2014

el texto de esta transcripción esta obtenido por vía de @eldiario @iescolar:

_________________________________________________________________________________________________________________________________________

De: Enrique de la Torre

Enviado: 1 de septiembre de 2009 16:04:00 GMT +2

Para: Jesús Rodrigo Fernández

CC: Miguel Blesa

Asunto: Confidencial

Me preguntas, a instancias del Presidente, por las remuneraciones en los órganos de gobierno/administración.

Quede claro, ante todo, que el tema es competencia de la Comisión de Retribuciones par todo el Grupo, incluidos Consejeros y Directivos de primer nivel.

En primer lugar, por acuerdo del Consejo y propuesta mantenida de la Comisión de Retribuciones, ningún miembro del Comité de Dirección cobra dietas por su pertenencia a órganos de gobierno ó administración de filiales o participadas (excepto el Secretario en el Consejo, la CEjecutiva y Altae). De ahí que su representación se haga siempre a través de filiales, para evitar problemas con la Administración Tributaria. En el caso de Cibeles (sobre la que como Grupo tienen competencias las Comisiones de Inversiones y de Retribuciones, cada una en su esfera) Amat y Barcoj creo que cobran dietas como Consejeros pero imagino que luego se compensaran a nivel retributivo; en otro caso se estaría violando el acuerdo del Consejo. Los miembros de la Comisión de Control, conforme a la normativa de Caja Madrid, no pueden pertenecer a Consejos de filiales o participadas. Por tanto solo cobran dietas por las reuniones de la Comisión (1.350 euros brutos). Además tiene cada uno una tarjeta visa de gastos de representación, black a efectos fiscales hasta ahora (no está claro que la nueva jefa de inspección mantenga este criterio sobre todo teniendo en cuenta que Cipriano no conocía los nuevos importes) de 25.000 euros anuales, excepto su Presidente que tiene una cobertura de 50.000 euros.

Por lo que se refiere a los Consejeros Generales, miembros de la Asamblea pero no pertenecientes al Consejo ni a la Comisión de Control, cobran una dieta de 1.350 euros por reunión (más el regalo, que es importante). Buena parte de ellos, además, son seleccionados por las diferentes “sensibilidades” para cubrir vocalias de participadas de la Corporación según el cupo de cada una conforme al porcentaje de su representación en la Asamblea General (aunque no tienen por que ser Consejeros Generales). En estas participadas (Pensiones, Gesmadrid, Tasamadrid, etc…) la dieta es de 1.803,04 euros al mes, salvo agosto. Cada vez que se produce una vacante, el Secretario General pide su sustitución directamente al lider de la sensibilidad correspondiente (comentando al Presidente las cosas singulares).

Los vocales del Consejo, de la Comisión Ejecutiva y de las Comisiones Delegadas cobran 1.350 euros por reunión (la Fundación no paga dietas), dieta fijada en la I Asamblea Ordinaria del 2008 (en 2009 se congelaron junto con las retribuciones del Comité de Dirección). Además cobran una dieta mensual (creo que de 3.000 euros, no lo recuerdo bien, pero Escamilla lo sabe) por su pertenencia al Consejo de Corporación que debe reunirse 15 veces al año. El Presidente, además, los propone como vocales en filiales ó participadas no filiales de Corporación (Indra, Realia, CFH, …). Aquí las dietas mensuales varían (pero su abono es independiente del número de reuniones o si el Consejero pertenece a más de una sociedad, excepto De La Merced y Acosta que la cobran doble, o sea 4.406 euros netos al mes); los Vicepresidentes más Antonio Romero cobran una dieta mensual de la filial a la que representan como personas fisicas de 9.969,48 euros al mes; Bedia y Baquero de 6.480 euros netos al mes; los demás 2.379 euros netos al mes, excepto Recarte que cobra la cantidad que Iberia tiene fijada como dieta monetaria (no la recuerdo pero me la dió Lourdes Maiz y lo saben en Vicesecretaría y contabilidad). Por fin, en cuanto a tarjetas Black, los Vicepresidentes, Antonio Romero, Bedia y Baquero tienen una cobertura de 50.000 euros al año; los demás de 25.000 euros.

Todo lo anterior tiene la bendición presidencial y (salvo las dietas y tarjetas de Bedia y Baquero) de la Comision de Retribuciones.

Ojo con el informe Anual de Gobierno Corporativo: es muy delicada la información. Escamilla conoce bien sus entrañas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies