Nankurunaisa

01 Nov 2019

NankurunaisaEl idioma japonés usa una bella palabra, para verbalizar la idea de que, con el paso del tiempo, todo tiende a encajar y a cuadrar. El término al que me refiero es Nankurunaisa que procede de un dialecto originario de Okinawa, incorporándolo de una lengua indígena del archipiélago «Ryukyu» hoy sin uso, dónde inicialmente se escribía como “Nankuru nai sa”, cuyo significado surge desde la aceptación y el convencimiento de que todo lo que ocurre, todo lo que nos sucede, “va a estar bien”, utilizándose también para ilustrar el pensamiento de que “de alguna manera las cosas van a quedar en su lugar” o “que todo mejorará”, aunque su traducción mas literal, en origen, queda expresada por la afirmación de “vive hoy por el bien del mañana y no te olvides de sonreír”.

El uso del termino Nankurunaisa, en el japonés, tiene dos afecciones muy importantes que superan lo idiomático, por una parte la descriptiva de una situación o esperanza, y por otra su uso como una especie de “mantra” u oración, que más allá de creencias milagrosas vinculadas a cualquier religión, parte del convencimiento de la creación de realidad a partir de expresar pensamientos positivos en nuestro propio cerebro, ya que cuanto más imágenes de luz, y energía, seamos capaces de imaginar y visualizar, más cerca estaremos de alcanzar lo que en ellas recreamos. El uso del término Nankurunaisa busca un buen augurio para nosotros mismos.

Háblate a tí mismo con mensaje positivos

Pero Nankurunaisa también es una palabra que ilustra la idea de que, a largo plazo, todo lo que nos sucede tiende a encajar, como las partes de un puzzle perfecto.Nankurunaisa

La sensación de emoción y plenitud que sintió aquel hombre, que conmovido recordaba al niño que fue, cuando volvió a la fabrica en la que trabajó siendo poco más que un adolescente, ahora para dirigirla, podría definirse con absoluta exactitud a través del termino Nankurunaisa, porque, de alguna manera, todas las vicisitudes profesionales de su vida, desde luego las buenas, pero también las malas, se habían sucedido, unas a las otras, para brindarle ese momento, quizás desapercibido para muchos, con seguridad para casi todos, pero de gran carga emocional y afectiva para él.

Un hombre no puede estar cómodo sin su propia aprobación” (Mark Twain)

En ocasiones, en la vida, nos suceden experiencias, hechos, circunstancias que, en el corto plazo, parecen que nos condicionarán nuestro proyecto vital, tanto en el plano profesional, como en el personal; tanto en positivo, como en negativo, sin embargo, con cierta frecuencia, el paso del tiempo y su perspectiva, componen curiosas carambolas en las que aquellos orígenes de dolor, se rebelan como partes necesarias de la escalera que nos termina por situar en un estadio que parece conseguirNankurunaisa la cuadratura de un círculo sorprendente, quizás inesperado, que nos reconcilia. Puede suceder a través de un no recibido que nos dolió, de una ruptura sentimental, de un despido laboral, de un fracaso empresarial, etc …situaciones todas ellas dolorosas sin las que, sin embargo, nuestro protagonista no hubiera vuelto a aquella fábrica en la que comenzó a trabajar muy joven, quizás demasiado; ahora para dirigirla.

Esa cuadratura del círculo que siempre se comprueba respecto a lo sucedido en el pasado, nos debe también servir para esperar lo mejor del tiempo por venir, con esperanza, ilusión y también, por supuesto, con aceptación, acostumbrándonos a hablarnos internamente, dirigiéndonos a nuestra mente, pero con mensajes positivos. Creando nueva realidad a partir de la fortaleza de nuestro cerebro: “Sí, lo podré hacer”, “¡lo conseguiré!”, “soy capaz”. 

La vida no trata de encontrarse a uno mismo, trata de crearse a uno mismo” (George Bernard Shaw)”

NankurunaisaNankurunaisa es un término utilizado con el propósito de atraer vibracionesy energías positivas para nuestro desempeño, pero lo importante estará en el convencimiento de ti mismo en tus proyectos y en tus metas, construyendo un dialogo interior positivo contigo que te active, esforzándote por alcanzar aquello que persigues, pues toda búsqueda tiene su afán.

Piensa en algunas experiencias que supusieron para ti un dolor o una desilusión de cualquier tipo en el pasado (personal, profesional, empresarial…) pregúntate si alguna de ellas, quizás todas o muchas, supusieron abrirte a nuevos escenarios, visualiza esos casos, es posible que en más de uno, aquello que tanto te dolió fuera el primer paso de una experiencia tan satisfactoria para ti, como la de aquel joven, casi niño, que treinta años después vió como su proyecto de vida, en ese caso profesional, le brindaba una sugerente muestra de la cuadratura del círculo, Nankurunaisa mediante.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies