Desengaños amorosos, crítica teatral

12 Jul 2018

Desengaños amorosos, crítica teatralApenas superado el primer cuarto del siglo XVII (1628) se empezaron a representar espectáculos teatrales en el Corral de Comedias de Almagro y casi cuatrocientos años después, aficionados y profesionales, acudimos fieles a nuestra cita con él, en ésta ocasión para revivir la obra de una coetánea de aquella época, María de Zayas y Sotomayor (1590/1661), quien quizás pisó sobre el mismo lugar que hoy lo hacemos nosotros, disfrutando de la actualidad de sus argumentos sobre la igualdad entre hombres y mujeres, pues no es baladí que sea considerada la primer feminista: “…quien duda que habrá muchos que atribuyen a locura esta virtuosa osadía de sacar a la luz mis borrones, siendo mujer, que en opinión de algunos, es lo mismo que cosa incapaz.

“Han de desterrar a quien sincero, dice lo que nadie quiere oír”.

Los textos de Zayas son versionados y actualizados por Nando López componiendo una interesante reflexión sobre la libertad de acción y pensamientos, de la mujer respecto al hombre, enmarcada en un juego de combinaciones de un conjunto de cuatro individuos, en el que se adentran dos parejas, pero que termina por enfatizar la proDesengaños amorosos, crítica teatralpia libertad de cada uno de sus elementos, sean hombre o mujer, utilizando el corazón, la palabra, el engaño, la pasión, los deseos, e, incluso, el propio interés; seduciendo y dejándose seducir, administrando emociones y racionalidad, a partes iguales.

La peste asola Sevilla, Mise (Silvia de Pé) busca escapar de sí misma mientras acoge a sus invitados, Octavio (Manuel Moya) está en huida permanente, Manuel (Ernesto Arias) acepta la huida, mientras Beatriz (Lidia Navarro) convierte en realidad su huida de ficción, en una noche en la que, a la orilla del Guadalquivir, comparten sus experiencias con el nexo común de los desengaños amorosos, como catarsis de los que Desengaños amorosos, crítica teatralfueron y certeza de los que serán.

“Mal destino es aquel que no nos atrevemos a alcanzar”.

La dirección del espectáculo por parte de Ainhoa Amestoy es acertada, utilizando todo el espacio que brinda el escenario del Corral de Comedias, empleando la galería y los espacios posteriores a la escena, incluyendo a un músico, David Velasco, que va enfatizando las partes del texto con su viola, en un efecto mDesengaños amorosos, crítica teatraluy logrado. Dos bancos y varios cojines sobre ellos, junto con unos libros formando pequeñas columnas en la parte frontal de la escena, son los únicos elementos de un atrezzo, que resulta muy funcional.

Mención especial para un conseguido vestuario, elegante y sugerente, responsabilidad de Elisa Sanz, en el que predominan los colores blanco y negro.

“A veces se vive bien con una cantidad suficiente de ignorancia”.

Desengaños amorosos, crítica teatralBuen trabajo interpretativo del elenco, con Manuel Moya divertido y desenfadado como Octavio, punzante y sarcástica Silvia de Pé como Nise, de menos a más Lidia Navarro como Beatriz, con un compacto trabajo de Ernesto Arias como el reflexivo Manuel.

Evocadora elección la de estos Desengaños amorosos para inaugurar la programación incluida en la 41ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro en la sede del Corral de Comedias, con el interesante guiño de recuperar a la primera feminista que en España fué …hace cuatro siglos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies