Cuidados intensivos, crítica teatral

20 Sep 2019

Una historia cotidiana entre tres mujeres de nuestra contemporaneidad, para más detalle hermanas entre sí, con tan solo un año de diferencia entre una y la siguiente: Luz (Ángeles Martín) es la mayor, Sol (Paloma Montero) la más estudiosa, que consigue licenciarse en medicina, y Mar (Blanca Oteyza) la pequeña.

“Todos los ‘ex’ son un coñazo, no es por razón de la persona, sino del ‘cargo’…”

Cuidados intensivos, crítica teatralYolanda García Serrano y Laura León componen un relato sobre la relación de estas tres mujeres a lo largo del tiempo, centrándose en el periodo en el que compartieron su trabajo, y su día a día, bajo el color blanco nuclear que define a las instalaciones vinculadas a la sanidad, trufando su historia a través de los acontecimientos sociales que marcaron la actualidad de cada momento, representados a través de videoproyecciones sobre el fondo de la escena; así empiezan en 1982 con referencias al mundial de futbol celebrado en España y a “Naranjito”, su mascota, y finalizan en 2012, treinta años después, con un suceso personal, de gran calado para ellas tres, que mitiga cualquier otra cosa que pudiera ocurrir en ese año, realizando escenas que van recorriendo los años 1989, 1992, 1996 y 2005, alternando sus historias personales con el enmarque temporal de cada uno de esos momentos.

“Yo me respeto mucho a mi misma …y follo”

Cuidados intensivos, crítica teatralLa conexión con las tres protagonistas y sus cuitas, se produce rápidamente por parte del público que se ve representado en esas tres mujeres y sus historias, tanto personales, como familiares, como afectivas; saltando de las unas a las otras, tal como sucede en la realidad, ya que lo que se representa son trozos de vida, haciéndolo con humor, ternura y emoción, primando las sonrisas, pero también con espacio para alguna lágrima.

Blanca Oteyza, además de interpretar a Mar, dirige el espectáculo y lo hace con agilidad, sobre una escenografía de Pier Paolo Álvaro que se mantiene fija, representando el vestuario del hospital donde trabajan las tres protagonistas, con unas entradas y salidas de escena bien diseñadas.

“Tú buscabas sexo sin relación y ahora tienes una relación sin sexo”

Cuidados intensivos, crítica teatralBuen trabajo actoral tanto de Ángeles Martín como de Paloma Montero, si bien los momentos de mayor comicidad los brinda Blanca Oteyza, a quien se la llega a percibir emocionada sobre la escena, consiguiendo dejar toda la capacidad de sus excelentes recursos sobre ella.

Comedia sobre la vida en el que se pone el foco sobre la empatía, tanto la que se demuestran las tres hermanas entre sí, como la que logran obtener del público estas tres actrices y sus personajes, porque tanto en su historia, en los treinta años que relatan, como en los recuerdos del público sobre el tiempo pasado, lo único que ha sucedido es la vida y esa evidencia logra poner una sonrisa en el espectador al abandonar los Teatros Luchana tras aplicársele esta dosis de “Cuidados Intensivos”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies