Cerda

14 Sep 2014

Teatro de cercanías, teatro en primera línea, teatro pegado a actores y actrices, sintiendo su respiración, disfrutando de los movimientos de los músculos de su cara en cada gesto, ¡teatro en sí mismo, puro teatro!. Valgan estas líneas, como pequeño homenaje a “La casa de la portera” y su contribución al mundo teatral en Madrid, habiendo anunciado su cierre al final de este temporada 2014/2015, con continuidad en el espacio de “La pensión de las pulgas”, aunque hasta entonces irá programando todos sus grandes éxitos …¡aprovechad la oportunidad y disfrutádlos!.

Cerda, de Juan de Mairena, es un homenaje al surrealismo con evidentes guiños “almodovarianos”, que nos recuerdan a “Entre tinieblas” ó “Mujeres al borde de un ataque de nervios”. Diálogos frescos y originales, estética “kitsch”, con momentos de calado y crítica social, y otros absolutamente hilarantes, rozando el absurdo, que sorprenden manteniendo enganchado al espectador, trufado de conseguidos momentos musicales, especialmente con “Like a prayer”, tanto como para haber echado de menos otro número similar.

Desde el inicio de la obra “Las adoradoras del Santo Membrillo” nos van sorprendiendo, resonando en nuestra cabeza …”una cerda, es una cerda”, adentrándonos en una obra que es algo más que una comedia fácil; su texto escenifica comportamientos de pocilga …y es que… ¡la vida transcurre rodeada de mierda!, dónde cada cerda, y cerdo, busca sobrevivir, aún a costa de los demás. Bajo un guion bien construido y divertido, se nos van desvelando los secretos, obsesiones, complejos y fragilidades de los seres ocultos tras las paredes de ese peculiar convento, con acertadas reflexiones sobre la vida, la libertad individual, nuestra sociedad, las relaciones personales y las religiones.

Las interpretaciones son acertadas, destacando el personaje de “Sor Cicilia” con una dualidad donde su inocencia y ternura quedan aprisionadas por sus complejos, todo ello puesto de manifiesto en su gusto por “el jamón serrano” cómo coartada para no haber sido musulmana. Muy conseguido también el personaje de “Sor Bette”, logrando ser inquietante en cada una de sus apariciones. El ritmo de la obra es marcado por el personaje interpretado por “Dolly”, muy acertado como “Sor Leona”.

Muy recomendable esta nueva reposición de “Cerda” en “La casa de la portera”, un espectáculo transgresor con el que pasaréis un buen rato, si no la habéis visto todavía, aprovechad.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies