15 de octubre de 2016

15 Oct 2016

15 de octubre de 2016, la boda de un hijo…

¡Buenas tardes, Sergio!; ¡Buenas tardes, Paola!; familia y amigos todos, llegados desde los cuatro puntos cardinales….¡Bienvenidos!.

unadjustednonraw_thumb_afcA mitad de los años 50’s del pasado siglo, un joven treintañero viajaba de extremo a extremo de Andalucia, -había conseguido trabajar aquí y hasta su viaje de novios lo planificó y realizó en esta tierra- aprovechando cualquier ocasión, circunstancia, momento, pequeño pretexto o coartada, para llegar hasta la ciudad que tanto le gustaba: Málaga, y disfrutar de su luz tan especial, de la sonrisa de sus gentes y por supuesto de un plato de chanquetes con un par de chatos de vino. Hoy su nieto mayor se casa aquí, en esta tierra…enamorado de Paola, a la orilla del Mediterráneo y cerca de la ciudad de la que siempre me decía que sus calles podrían, y deberían, ser de plata.

La vida nos sorprende, con frecuencia, con guiños, como éste, nada casuales, que parecen justificar que todo lo que sucede a nuestro alrededor responde a un cierto guión y que los diferentes hitos de nuestra vida fueran como partes de un puzzle, cuyas piezas, finalmente y manera absolutamente perfecta, terminan por encajar las unas en las otras.

Sergio y Paola son el nexo de unión de quienes hoy coincidimos aquí, su enamoramiento, la fuerza de su decisión compartida para comenzar un nuevo proyecto en común, son los ingredientes que nos han traído hasta aquí. Basta mirarles a los ojos para comprobar tanto y cuanto son el uno para el otro. ¡Disfrutad!, disfrutad intensamente del presente, del aquí y del ahora, vivir cada día al máximo, no dejéis pasar un solo día sin un beso, si son muchos, muchos y mejor …pero al menos uno.unadjustednonraw_thumb_aed

Todos los que estamos hoy aquí, con vosotros, somos lo que se conoce como vuestro “acompañamiento” …y eso seremos “en sentido estricto” en adelante, los más importantes para vosotros seréis el uno para el otro …y por supuesto vuestros hijos.

Mi padre se llamaba Mario, como yo, y un día me dijo que yo ya había dejado de ser conocido como el hijo de Mario, y que a partir de ese mismo momento sería él a quien que se conocería como el padre de Mario, fue su manera darme protagonismo y un cierto foco familiar, hoy soy yo, con todo el orgullo del mundo, quien proclamo que soy Mario, el padre de Sergio, y que estoy estoy encantando de ser conocido, y reconocido, como tal….

¡Muchísimas felicidades, Sergio y Paola!, ¡Enhorabuena por vuestra boda!. Ser muy felices.

Share

Comentarios

  1. Genial y enhorabuena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies