Macbeth, crítica teatral

13 Dic 2020

Gerardo Vera, hombre y profesional, todo terreno de las artes escénicas españolas dónde lo fué todo, desde actor a director teatral, pasando por escenógrafo y diseñador de vestuario, además, también, de director de cine, nos abandonó hace unos pocos meses, no pudiendo superar los efectos del coronavirus covid-19 en su estado de salud, pero su legado es imborrable y la mayor alegoría de ello es que su última gran creación, que no pudo llegar a ver estrenada sobre la escena, nos sobrecoge cuando él ya no está entre nosotros, pero la mano de su creatividad rezuma en cada poro de la versión de Macbeth que el Centro Dramático Nacional ha construido sobre el personalísimo proyecto del Premio Nacional de Teatro en 1988.escenografía de Macbeth

“Ser Rey no es nada …si no estás seguro”

MacbethNada más acomodarnos en la platea del Teatro María Guerrero, nos llama la atención lo que se intuye sobre su escenario, en realización de Alejandro Andújar, a partir de la idea original de Gerardo Vera. La escena, todavía, no está iluminada, pero los volúmenes que se perciben anuncian lo sorprendente, viéndose confirmadas las más altas expectativas con el inicio del espectáculo, emocionándonos su impresionante escenografía con dos estructuras de lamas, una convexa y otra cóncava que se precipitan hacia la embocadura a través de la inclinación del suelo, que enmarcan el espacio escénico que se hace visible para el público, cuyas formas curvas reciben sobre sí las espectaculares videoproyecciones creadas por Álvaro Luna, que junto con la hábil, y sugerente, iluminación de Juan Gómez-Cornejo, constituyen al elemento escénico, en su conjunto, como protagonista principal de la propuesta, con un impacto sobrecogedor. Grandes trabajos de todo el equipo técnico, en el que la música original compuesta por Alberto Granados Reguilón destaca de manera especial. 

“¡No pienses tanto en tu debilidad!”

escenografía de MacbethUn sucesor de Gerardo Vera al frente del CDN, del que fue director entre 2004 y 2011, Alfredo Sanzol, dirige esta propuesta de Macbeth a partir de una acertada versión de Jose Luis Collado, continuando las lineas marcadas por quien considera su maestro, afirmando en entrevistas sobre este espectáculo que él ha continuado el trabajo encarrillado por Vera: “Estaba el reparto, el diseño de escenografía, un figurín y los apuntes iniciales de la música”; logrando culminar el proyecto de forma sobresaliente.

En la idea original de Vera, el protagonismo de Carlos Hipólito, como Macbeth, era pieza fundamental y, más allá de que sus 64 años de edad puedan crear una diferencia generacional con quienes comparte escenario, especialmente en las escenas de duelos de esgrima, peleas y batallas, realiza una estupenda encarnación del personaje creado por Shakespeare, aproximándose a él con una contención y racionalidad que dejan a la vista sus dudas y sus inseguridades, antes de asumir, en el final de sus actos, que el camino emprendido ya no tiene retorno. Gran interpretación llena de modulación y diferentes registros en un mismo personaje.

“¡Anímate, mi amor, el poder es frio!”

MacbethMarta Poveda es Lady Macbeth en esta propuesta, y su forma interpretación lo es desde las tripas y las vísceras, dominada por las emociones y la pasión, quizás con un punto de exageración en alguna escena que acompaña de una voz rota, pero que sirve de acertado contrapunto a los perfiles de los que Hipólito dota a Macbeth. Él y ella son socios en sus actos y en las consecuencias de ellos, cada uno aporta diferentes matices, pero ambos manchan sus manos de sangre. Excelente la escena en la que Poveda recrea los momentos previos a la muerte de su personaje.

Jorge Kent interpretando de manera sólida y solvente a Banquo, y Mapi Sagaseta, estupenda, como la bruja que profetiza el futuro, en forma de acertijo, anidando de obsesiones el espíritu de Macbeth; destacan entre un solvente elenco compuesto por Álvaro Quintana (Malcom), Agus Ruiz (Macduff), Borja Luna (Lennox), Markos Marín (Ross), Chema Ruiz (Duncan), Fran Leal (Seyton), Fernando Sáinz de la Maza (Fleance) y Alejandro Chaparro (Capitán).

“¡Lo hecho, hecho está!”cartel de Macbeth

Gran aproximación a una obra de referencia del repertorio teatral mundial que habla de la lucha por el poder y del precio que el ser humano es capaz de pagar para alcanzarlo, en el que la vida humana y la muerte, son únicamente medios para obtenerlo. Sucede alrededor del personaje de Macbeth, sucedió en la historia real en la que se inspiró en el siglo XI, sucedió antes de ese siglo, sucedió después y sigue sucediendo en nuestra contemporaneidad aún con formas más discretas y sibilinas. La historia del mundo.

Excelente homenaje el que todo el equipo de esta propuesta, el Centro Dramático Nacional y Alfredo Sanzol realizan al gran hombre de teatro que fue Gerardo Vera, quien, desde donde esté, se sentirá orgulloso de los resultados conseguidos a partir de la idea que impulsó y que ya forma parte del legado de su obra, como un particularísimo epilogo de una belleza brutal, tanto como la sangre que lo inunda todo mientras resuenan los ecos de la voz de Lady Macbeth, “Lo hecho, hecho está”. Alto resultado artístico que merece ser disfrutado.

 

Si alguna de las imágenes utilizadas en este blog, está protegida por copyright, ruego me lo hagan saber para ser retirada de forma inmediata.
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *