Libertad de pensamiento y expresión

18 Abr 2021

La ilustraciónLos seres humanos pasamos por la vida y más allá de las posesiones de las que podemos disfrutar en los diferentes momentos de nuestra existencia, desde los más pobres a los más ricos, hay dos preciados tesoros que nos hacen diferentes los unos a los otros: la capacidad de razonar y la capacidad de expresar esos pensamientos.

Las grandes revoluciones que la humanidad ha conocido, siempre han reivindicado la libertad de pensamiento y la libertad de expresión, y el mundo tal como lo conocemos hoy, es una evolución desde esos principios de la Ilustración.

A partir de la confrontación de diferentes pensamientos y expresiones, surge la capacidad de argumentar y contraargumentar.

Naturalmente que no se trata, ni se trató nunca, de imponer un determinado pensamiento y su expresión, ya que los otros también son sujetos de esa libertad. 

A partir de la confrontación de diferentes pensamientos y expresiones, surge la capacidad de argumentar y contraargumentar, para desde ahí intentar, en el civilizado debate, el convencimiento o la persuasión, y si ello no fuera posible, abrir el pertinente espacio de negociación o pacto, buscando al máximo denominador común.Libertad de pensamiento y expresión

Mi gusto por la actividad política y social viene de lejos, exactamente de aquellos tiempos de la transición, donde con apenas quince años ya era un lector compulsivo de prensa, fuera “Pueblo”, “Ya”, “Informaciones”, “Diario 16” o más tarde “El País”. De aquella época, recuerdo, de forma especial, el seguimiento que hice de lo que los periódicos ponían sobre la terna que se sometería a la decisión del Rey para sustituir a Carlos Arias Navarro en la presidencia del Gobierno. En los primeros días había mucho ruido en torno a Manuel Fraga o José María de Areilza, con opciones para Antonio Garrigues, pero finalmente los candidatos fueron, por orden de mas favorito a menos: Federico Silva Múñoz (democristiano), Gregorio López Bravo (tecnócrata) y Adolfo Suárez, hasta entonces ministro secretario del Movimiento Nacional. Mucho ha llovido desde entonces.

Mi gusto por la actividad política y social viene de lejos, exactamente de aquellos tiempos de la transición, donde con apenas quince años ya era un lector compulsivo de prensa.

Sirva el preámbulo anterior para poner de manifiesto mi gusto por el debate razonado y respetuoso con el otro, sea quien sea, y tenga la opinión que tenga.Libertad de pensamiento y expresión

Hace varios años decidí afrontar la publicación de una web, Traslamascara.com, con su respectivo blog, donde expresar mi propia opinión en ámbitos públicos, desde el debate social, al político, e incluso abriendo un espacio para otra de mis pasiones: el teatro; sin olvidarme del doloroso caso sobre todo lo ocurrido en la que fue la empresa en la que desarrollé toda una vida laboral (que hubiera querido, y deseado, aún mucho más longeva), desde los fantásticos tiempos de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, a los más oscuros y lúgubres de Bankia.

Gusto por el debate razonado y respetuoso con el otro.

líderes inspiradoresLa experiencia con Traslamascara.com ha sido tan satisfactoria, y los ‘feedbacks’ obtenidos tan enriquecedores, que me decidí a aperturar otro espacio virtual, en este caso dedicado a un terreno de mi entusiasmo: la formación, el desarrollo de personas, el liderazgo y la gestión del talento; el cual bauticé como mariomartincoaching.com.

En ambas ‘webs’ tengo espacios dedicados a recoger los comentarios de cualquier persona que sienta la necesidad de expresarse sobre lo que escribo o publico, y sigo fiel al principio de dar respuesta a cada uno de ellos, incluyendo, naturalmente, los que muestran disconformidad u opiniones distintas a las mías, lo cual realizo desde el más absoluto respeto al otro.

Goirigolzarri, ‘el liquidador’ …alcanzó su sueño, pero, para ello, acabó con los de miles de otros.

Goirigolzarri el liquidadorHace varias semanas, quizás dos meses, recibí mensajes de amigos y antiguos compañeros, invitándome a participar en un grupo de ‘Facebook‘ de nombre “CAJAMADRID In Memorian”, revisé el contenido de lo que se publicaba y la actividad que seguía, optando por no participar en él, aún dando las gracias a todos aquellos que de corazón me sugerían que me integrara en él.

El 26 de marzo pasado, recibí un mensaje, en mi web de Traslamascara.com, en el que el actual administrador de ese grupo, Miguel Ángel Roldán, me pedía que me uniera al mismo, utilizando argumentos, agradables de oír, que incluían su conocimiento sobre lo que yo publicaba en mis ‘webs’. Finalmente, aunque de forma algo escéptica, opté por integrarme en el grupo.

Es evidente que la causa principal del por qué D. Mateo Ruiz Oriol fuera parte de la mejor época de la Caja de Ahorros de Madrid que, por entonces, era la entidad financiera española mas solvente, entre las europea,  fué justo lo que faltó para que esa misma casa iniciase su imparable declive, hasta devenir en el “frankenstein” llamado Bankia, gracias fundamentalmente a la politización aplicada al sector del ahorro, hasta terminar en manos de su competencia, proceda ésta de Santander, de Bilbao o de donde sea.

Libertad de pensamiento y expresiónEl día uno de abril pasado publiqué un primer mensaje dando las gracias a todas las personas que me habían trasladado su sugerencia e interés para que lo hiciera, y también al administrador. Mensaje que fue saludado por muchos y queridos compañeros, a los que reitero mi agradecimiento, lo cual volvió a suceder en cada una de mis publicaciones.

En las siguientes fechas (con una frecuencia de cada tres días) compartí diferentes artículos anteriormente difundidos desde mi web: “La usucapión de Bankia”, “Mateo Ruiz Oriol: elogio a un un hombre discreto y gran directivo”,  Carta abierta a José Ignacio Goirigolzarri” y “Juego de trileros en el caso Bankia”. Además también compartí una edición de mi ‘VideoBlog’ titulada “La obediencia debida” como parte de un comentario hilado con ‘la carta abierta’.

La usucapión llevada a cabo con Bankia, con su antecedente Caja Madrid, y con todas las “cajas” ha sido a través de una explosión controlada desde el interior, a través de la gestión de “responsables” políticos sin experiencia financiera ninguna que han sido instrumentos necesarios para llevarlas a un crecimiento desmedido a través de riesgos mal calculados, conduciéndolas a ser deudores dependientes de los mercados financieros, en lugar de lo que siempre fueron: acreedores con las mayores tasas de solvencia a nivel europeo.

Juego de trilerosEl día 12 de abril, por la noche, entré de nuevo en el grupo “CAJAMADRID In Memorian” a fin de publicar un nuevo artículo, en esta ocasión lo realicé con “Goirigolzarri ‘el liquidador” (anteriormente compartido por otra compañera desde el periódico digital El Español donde fue recogido) y por la mañana me extrañó ver que no aparecía, lo cual interpreté como un error o fallo tecnológico; al día siguiente volví a repetir la publicación y pude comprobar que algunos compañeros realizaban comentarios sobre ella, por lo que me dí por satisfecho.

Dos días más tarde me encontré con un mensaje del administrador del grupo, en una plataforma digital que no utilizo especialmente (de ahí el retraso en leerlo, ya que él lo envió el mismo lunes, 12 de abril), dicho texto, que no lo voy a reproducir pues corresponde a una comunicación privada, básicamente recriminaba el fondo de mi ‘opinión’ publicada, la cual él mismo había calificado, días antes, de basada en “argumentos sólidos”, “con dureza de juicio” …pero “lejos de exabruptos o simplezas”.

El gran activo inmaterial que suponía la confianza de los clientes en Caja Madrid, se dilapidó en forma de participaciones preferentes, deuda subordinada, acciones de la OPS Bankia y un descontrol crediticio total.

Libertad de pensamiento y expresiónEste hecho me ha retrotraído a mi percepción inicial sobre este grupo de “Facebook” por diferentes peculiaridades, y pongo aquí punto final a mi permanencia en él, quince días después de haberme unido.

Personalmente seguiré ejerciendo la libertad de pensamiento y expresión en espacios donde ella se respete, invitando desde estas líneas a todos, tanto a Traslamascara.com, como a mariomartincoaching.com, donde encontrarán un lugar para expresar sus propias opiniones a través de los comentarios del lector habilitados, con el compromiso de que todos ellos serán respondidos por mi. Donde no me encontrarán es en espacios o dominios marcados por la censura.

De Bankia a Fluidra: el viaje a ninguna parte en el que desapareció una entidad tricentenaria que llegó a ser la más deseada por los españoles para trabajar en ella.

Para finalizar, un pequeño anuncio, en guiño con el recordado Paco Umbral, “He venido aquí para hablar de mi libro”, porque sí, estoy trabajando en una obra que deje constancia de la historia de estos años en la entidad en la que trabajé, como otros muchos de los que, desde la nostalgia, forman parte del grupo del que, hoy, dejo de participar.

 

Si alguna de las imágenes utilizadas en este blog, está protegida por copyright, ruego me lo hagan saber para ser retirada de forma inmediata.
Share

Comentarios

  1. Pedro Cano dice: abril 26, 2021 at 7:53 pm

    Genial Mario. Gracias por tu sinceridad y agilidad en tu toma de decisión respecto al grupo de Facebook al que aludes. Comparto al 100 % tu impresión y, principalmente, repruebo a aquellos grupos, clubes o segmentos en los que la censura sigue operando en el siglo XXI. Nada peor que ser tendencioso en foros en los que prima la heterogeneidad de sus componentes como es el caso, siendo todos ellos, sin excepción, dignos de respeto.
    Un fuerte abrazo.

    • Muchas gracias, Pedro, por tu nuevo comentario en https://www.traslamascara.com, en este caso al hilo del artículo que publiqué titulado “Libertad de pensamiento y expresión”, donde reseño mi absoluto compromiso con solo participar, y publicar, en espacios donde no impere la censura. Abrazos, Pedro, y espero seguir contando con tus visitas a este espacio y participando con tus atinados comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *