Las Criadas, crítica teatral

22 Oct 2020

Cartel de Las CriadasEn varias ocasiones ha manifestado Nuria Espert que su carrera teatral tuvo uno de sus principales hitos, e impulsos, con la puesta en escena, que produjo con su propia compañía, además de protagonizar junto a Julieta Serrano y Mayrata O’Wisiedo, de la obra “Las Criadas” (‘Les Bonnes’) de Jean Genet, texto que le llegó a través de las manos de Fernando Arrabal, tras ser su mujer, Luce Moreau, la primera traductora de ese texto al español, confiando para ello en el rompedor director teatral Víctor García, con el que inauguró una colaboración exitosa que no pudo extenderse el tiempo deseado. Ello ocurrió en el año 1969, momento en el que un nuevo tipo de teatro se abrió paso en la escena española.

En 1947 la obra de Genet se había estrenado en París, recibiendo duras críticas, para, pasados los años, llegar a ser considerada una de las cumbres dramáticas del teatro contemporáneo. 

“La señora se creía protegida por sus barricadas de joyas”

Jean Genet, fue un niño abandonado, hijo de una prostituta que lo entregó en adopción, lo cual no le impidió recorrer reformatorios y cárceles, frecuentando lo más sórdido de Paris, como ladrón y chapero, para llegar a alistarse a la Legión Extranjera y acabar, de nuevo, con sus huesos en prisión, entre cuyos muros y barrAna Torrent y Alicia Borracherootes escribióLas Criadas”, construyendo,  a través de sus líneas, una obra que es considerada una de las más crudas representaciones de la lucha de clases.

Claire y Solange, dos hermanas, sirven a su señora…¡La señora es dulce!, ¡La señora es guapa!, ¡La señora es bella!. Cada noche participan de una liturgia de juegos donde Claire es la señora, Solange es Claire o Claire es Solange. La señora es el centro de sus vidas, pero también es el mayor de sus problemas …y su obsesión …¡La señora tiene sus pieles …y yo solo tengo a mi hermana!. 

“¡La señora es dulce!, ¡La señora es guapa! …¡La señora es bella!”

El amor y el odio se entremezclan, Claire y Solange han denunciado al “señor” a través de cartas anónimas, el “amante de la señora” va a ser puesto en libertad y con ello su traición desvelada. El drama, como la vida, se precipita.

Escena de Las Criadas

El texto de Genet surge de un asesinato real, sucedido en 1933, cometido por las hermanas Papin, dos sirvientas, pero en esta ocasión la versión y traducción de Paco Bezerra y la dirección de Luis Luque se centran en la recreación de las emociones de los personajes, poniendo el acento en lo más intimo y personal de sus disquisiciones, tanto en sus miedos, como en sus deseos, creando un espacio entre la realidad, por más dura que sea, y la ensoñación fantástica.

Las criadas, crítica teatral“El blanco es el luto de las reinas”

El paisaje interior de los personajes, centro de esta propuesta sobre “Las Criadas”, encuentra un perfecto acomodo en la bella recreación escénica diseñada por Mónica Boromello, dominada por los colores blancos, crudos y grises suaves, en un amplio espacio en cuyo fondo se superponen, de forma ligera, dos pantallas a modo de paredes en el que el espacio que las separa sirve para las entradas y salidas de escena de los personajes, con la única presencia fija en el escenario de un pequeño espacio circular elevado. Los colores crudos dominantes son contrastados con un gran ramo de rosas rojas que aparece en la escena inicial y con bellos elementos del conseguido vestuario diseñado por Almudena Rodriguez Huertas (túnicas, tules, etc…). A destacar el trabajo de videoescena de Bruno Paena que sabe compaginar la videoproyección con la presencia y movimientos de los personajes en escena. Acertados aportaciones de Felipe Ramos en la iluminación y Luis Miguel Cobo en la composición musical.

“¡La odio! …la odio a usted toda entera”

Pero más allá del transgresor texto de Genet y de todos los recursos técnicos óptimamente empleados en esta propuesta, recordaremos el desempeño interpretativo de los tres actores que lo protagonizan, que raya a un alto nivel. Soberbia Alicia Borrachero como Solange, durante toda la representación, pero en especial en el soliloquio que protagoniza en la paJorge Calvo rte final de la obra, vibrante y contagiosa en su dolor, haciéndose absolutamente creíble en su angustia, como combustible de su desesperación. Brillante Ana Torrent en la dualidad que nos presenta a Claire, víctima y verdugo, dominadora y sumisa, siempre contenida, parece una bailarina que se desliza por la escena con una gran liviandad, construyendo la otra cara de la moneda, cuyo reverso es Solange. Sorprendente Jorge Calvo, dando piel a la señora, personaje limitado a una escena, pero siempre presente en la trama a través de Claire y Solange, con una recreación magnífica consiguiendo que no veamos a un hombre haciendo de una mujer, se trata de una mujer, con movimientos femeninos, estupendos gestos, rictus reconocibles, totalmente alejados de cualquier asomo de amaneramiento, lo que sí vemos es la altivez de la ‘señora’, con el tenue y elegante desprecio que hace de sus ‘domésticas’, ella es todo aquello que los dos hermanas no serán nunca, cuestión de clase y de ‘clases’. Gran trabajo.

“Carecéis de todo lo que a mí me sobra”

Redonda propuesta la conseguida en esta coproducción del Teatro Español y Pentación Espectáculos. Una obra que no dejará indiferente a nadie, construida a partir de uno de los textos de referencia del teatro contemporáneo, de total actualidad en estos tiempos de crisis ininterrumpida en los que llevamos viviendo demasiado tiempo (camino de trece años), bellamente puesta en escena y magníficamente interpretada. Para no perdérsela.

 

Si alguna de las imágenes utilizadas en este blog, está protegida por copyright, ruego me lo hagan saber para ser retirada de forma inmediata.
Share

Comentarios

  1. Una obra que no deja indiferente, tanto por su contenido, coomo por las magníficas interpretaciones de Ana Torrent, Alicia Borrachero y Jorge Calvo.

    • Gracias, Carmen, por tus comentarios y aportaciones en http/www.traslamascara.com, al hilo de la crítica teatral publicada en relación al espectáculo “Las Criadas”. Obra dura y peculiar, excelentemente presentada en esta versión de Paco Bezerra, dirigida por Luis Luque y excelentemente interpretada por Alicia Borrachero, Ana Torrent y Jorge Calvo. Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies