Tres candidatos y una meritoria

10 Dic 2015

debate a 4Tras el espectáculo televisivo de políticos de todo signo, bailando, cantando, participando en un rallye o compartiendo confidencias entre cojines, se han sucedido ya dos debates electorales, abonados a los lunes, el primero de ellos sin nadie que representara al PP, por propia decisión, y el segundo protagonizado por tres candidatos y una meritoria, papel asignado por el actual presidente del Gobierno a su vicepresidenta para todo, Soraya Sáenz de Santamaría.

La número 2 de Mariano Rajoy se desenvolvió con soltura como la alta funcionaria que es, preparó los temas como si de una oposición se tratara, sin emoción ni empatía, pero con reproches: “cómo se nota, señores, que ustedes no estaban aquí hace cuatro años “, o quitándose posibilidad de alternancia respecto a Rajoy: “yo solo soy la vicepresidenta, Sr. Iglesias, ya sé que para usted eso es poco”, insistiendo hasta la saciedad en la “herencia recibida” o manipulando los datos del desempleo, llegando a presumir del resultado de las políticas de Rajoy sobre empleo, olvidando intencionadamente que hoy hay menos ocupados que al inicio de la legislatura, un fracaso en toda regla, reforma laboral -dolorosa- por medio. Y para olvidar su argumento de que “la mayoría de los que se han ido no habían nacido en España”, con algo más que un tufo a Donald Trump.

debate a 4.2Uno de los momentos estrella del debate se produjo cuando Albert Rivera mostró la portada del diario “El Mundo” del 9 de julio de 2013, entonces dirigido por Pedro J. Ramírez, con su titular a cinco columnas: “Los originales de Bárcenas incluyen pagos de sobresueldos a Rajoy cuando era ministro”, reviviendo uno de los momentos marcados de esta infausta legislatura, que en cualquier otro país hubiera desencadenado la dimisión del presidente del Gobierno afectado por ello, desvelando la principal causa del origen de la ausencia del candidato popular en el debate, su manifiesta incapacidad para responder a la corrupción que afecta a su partido y a él mismo, momento que acusó Sáenz de Santamaría de palabra y gesto, siendo solo capaz de balbucear en esa fase.

Más allá de esa referencia a la corrupción y el PP, Albert Rivera pareció algo excitado y estuvo, quizás, por debajo de las altas expectativas generadas, la tensión existente con Pedro Sánchez fue evidente, su mensaje debería haber sido en una clave general y más amplia.

Pedro Sánchez desgastó demasiadas energías en atacar por su derecha Albert Rivera, y por su izquierda a Pablo Iglesias, perdiendo el foco sobre el Partido Popular, su ausente candidato, la meritoria que luchaba por representarle y, sobre todo, las políticas que tanto sufrimiento han generado a la gran mayoría de españoles. Cuanto antes recupere el argumento de las cosas que realmente preocupan a la tradicional base social de su partido, y de España en general, mejor le irá; todo lo que él tarde en ello, serán nuevos arsenales dados a quienes siguen engordando sus expectativas electorales en el granero socialista. Más allá de lo dicho, las risas nerviosas que afloran en Pedro Sánchez son un elemento a trabajar, hay que reírse cuando toca, no siempre y en todos los temas.

La buena noticia para Pedro Sánchez es que él si tendrá la oportunidad de confrontar su alternativa política con el Sr. Rajoy, será el próximo lunes, argumentos le sobran para plantear una forma de hacer distinta a la sufrida por todos los españoles durante la dura legislatura que termina. Hacerlo adecuadamente es su responsabilidad y supone su momento, para él no existe ni ayer, ni mañana, es hoy.

debate a 4.3Pablo Iglesias siguió, al margen de errores verbales que cometió, en la línea de moderación y buena puesta en escena bajo los focos que ya mostró en el debate a tres. Estuvo brillante en su último minuto, en un elaborado mensaje, con una alta conexión empática, en el que supo mostrar vulnerabilidad, dejando ver la emoción que le abordaba al decirlo, rubricada con el gesto de ponerse la mano en el pecho al finalizar. Hay un cierto acuerdo, entre los medios de prensa todas las sensibilidades políticas, que él ganó el debate y lo que está por ver es en cuanto apoyo electoral se sustancia ello. De momento parece sacar un buen redito a su repetido argumento de que el PSOE parece tener dos mensajes, uno cuando está en la oposición y otro cuando está en el poder, sin duda la modificación del artículo 135 de la Constitución, con urgencia y nocturnidad, el 23 de agosto de 2011, impulsado por Rodríguez Zapatero con el rápido aplauso y apoyo del PP, aún colea en el recuerdo de los votantes de izquierda en España, lastrando a la marca socialista más allá de la persona que la dirija.

El debate tuvo su epílogo a la mañana siguiente, cuando al ausente Rajoy se le preguntó su opinión respecto a lo dicho y vivido en él, diciendo él: “…podía haberlo ganado o podía no haberlo ganado, nunca se sabe”, pero una cosa es evidente se evitó responder a lo que él temía y, además, por el camino, observó un doble espectáculo, el de sus contrincantes electorales confrontando entre ellos, mientras él descansaba en Doñana; y el de que quien se postula para sucederle no es más que una meritoria, todo un mensaje en clave interna que otras víctimas y compañeros fraternales ya han experimentado …como si fueran enemigos, cosas de las tácticas marianas.

Artículo publicado en @elespanolcom el 12/12/2015: http://www.elespanol.com/blog_del_suscriptor/20151211/86061396_7.html

Share

Comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Tras el espectáculo televisivo de políticos de todo signo, bailando, cantando, participando en un rallye o compartiendo confidencias entre cojines, se han sucedido ya dos debates electorales, abonados a los lunes, el primero ..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies