Toc Toc, crítica teatral

15 Nov 2016

Muestro mi vulnerabilidad cómo crítico teatral. He tardado ocho temporadas en decidir acudir a ver una de las más longevas obras que poblan la cartelera madrileña, se trata de Toc Toc, convertida en un éxito ratificado por los miles de espectadores que han decidido pasar por taquilla para ser parte de las risas que se anuncian.

Y lo primero que haré para hablar de este espectáculo, Toc Toc, es mostrar mi respeto por todos y cada uno de las personas que han llegado hasta el patio de butacas de los teatros donde se ha programado, empezando por el Teatro Principe, muy cercano a la Gran vía madrileña, quedando satisfechos del mismo. Así como elogiar el mérito de los responsables de un éxito comercial teatral de esta magnitud, con más de dos mil doscientas representaciones.

Toc Toc

El título, de Toc Toc, juega con la abreviatura de lo que se dice significar Trastorno Obsesivo Compulsivo y lo presenta a través de seis personajes, que acuden a la consulta de un psiquiatra para tratarse de sus fobias, desde un maduro y convencional hombre gris, incapaz de articular alguna palabra seguida sin decir algún insulto ó barbaridad, con excesiva reiteración en referirse a los genitales, propios o extraños, a una obsesiva por la limpieza y el riesgo de ser contaminada por cualquier persona o agente, pasando por una chica que repite dos veces cada una de las palabras o frases que enuncia.

Una vez presentados los seis personajes, la trama no evoluciona, sino más bien se estanca, dedicando excesivos minutos de la misma a que los personajes jueguen al “monopoly” sin que ello aporte nada.

El humor al que se apela, tiene que ver con reírse de los personajes, de manera gruesa, no con ellos, ni con los diálogos utilizados, buscando de manera excesivamente fácil la carcajada a través de tics demasiados simplistas, y ya muy explotados, como los creados en su momento por la gran Lina Morgan, Paco Morán u otros actores que han hecho de esta forma un estilo propio, pero que aquí solo quedan en imitación.

Si alguien se quiere reír de algo y va dispuesto a reírse, lo logrará, no fué mi caso; pero mi motivación hacia “Toc Toc” tenia más que ver con la curiosidad ante el innegable mérito de una obra de teatro con ocho temporadas en cartel.

Las interpretaciones se desarrollan en un tono homogéneo, con el propio director, Esteve Ferrer, encarnando el papel de Camilo, destacando sobre el resto el trabajo de Carmen Arévalo, cómo María, mostrando su capacidad para la comedia, la ironía y unos conseguidos cambios de registro, en varias ocasiones, durante la trama.

La puesta en escena es a través de un decorado fijo, que recrea la sala de espera de una clínica psiquiatrica, sin llegar a destacar ningún elemento técnico (iluminación, sonido, etc…), ni a favor, ni en contra.

Toc TocNi el guión original de Laurent Baftie, ni la adaptación de Jordi Galcerán, llegan a sorprender en éste Toc Toc, lo cual en este último desilusiona después de trabajos tan satisfactorios como “El Método Gronholm” o “El Crédito”, dejando ver desde demasiado pronto el giro final de la trama, excesivamente predecible.

Si alguien se quiere reír de algo y va dispuesto a reírse, lo logrará, no fué mi caso; pero mi motivación tenia más que ver con la curiosidad ante el innegable mérito de una obra de teatro con ocho temporadas en cartel, y en ese ámbito me tengo que quedar en expresar mi reconocimiento por el éxito comercial, dentro de una cartelera teatral de tanta calidad y tan extensa como la madrileña. Loado sea el teatro y esta obra ha contribuido con ochocientos mil espectadores a su causa. Sólo nos queda expresar felicitaciones por ello, pero su resultado final, como espectáculo, no permanecerá en nuestro recuerdo individual.

Share

Comentarios

  1. Lucia Pinel Buron dice: octubre 17, 2017 at 12:09 am

    Se reirian uds.si pasasen un infierno de vida desde q tienen uso de razon?, Se reirian si todo en la vida les produjera duda o panico a las obsesiones,, Hasta llegar al punto de entrar en un quirofano para probar una cirujia cerebral q lograse alejar sus obsesiones?, Al final todo salio bien, y ese dia empece a vivir, con casi 50 años. Gracias a dios.
    Ahora q conocen un atisbo, solamente de mi historia, me pueden decir q es lo q ven gracioso de ella.
    PD: Lo pase tan mal viendo su afamada ” TOC,TOC”, q termine llorando, aunq la mayoria, eran estereotipos de alguien q no conoce lo q en realidad constituye esta terrible enfermedad desconocida de todos
    Por favor, reirse de los males ajenos, no es el mejor camino para una sociedad como esta, ya bastante deshumanizada, esto es solo es el principio, mientras tanto, siganse riendo de los males ajenos.

    • ¡Buenos días!. Antes de nada, muchas gracias por participar, con su opinión y comentario, en esta web de http://www.traslamascara.com, dónde comparto contenidos generales de opinión social y política, además de crítica teatral.
      Lamento mucho el caso de que me relata y su sufrimiento en relación a ello, espero que usted se encuentre mucho mejor y recuperada. La salud es lo más importante para cualquier persona.
      El artículo que yo publiqué sobre “Toc-Toc” se limita a mi crítica teatral respecto a dicho espectáculo, sin otro protagonismo, ni vínculo.
      Reciba un cordial, y respetuoso, saludo.

    • Luis de León Lossi dice: noviembre 12, 2017 at 2:30 am

      La comprendo y comparto su opinión estimada señora Lucía Piner también yo padezco de esta ingrata enfermedad desde hace ya 20 años, enfermedad que me llevó incluso al borde del suicidio hace 17 años. La realidad es que no puedo entender que hayan personas tan poco empáticas que hacen comedias acerca de un padecimiento tan serio, promoviendo cada vez más la intorelancia y los clichés hacia quienes en verdad llevamos como usted dice la vida convertida en un infierno. Ya quisiera VERLOS a esos payasos cinco minutos en nuestro lugar, ahí estoy más que seguro que no se reirían para nada. Un cordial saludo y todo mi apoyo a usted solo los que padecemos de ese mal sabemos lo que es llevar este infierno.

      P.D Señor Martín Lucas de mi parte no es nada personal, sé que este es su trabajo, solo he querido expresar mi opinión sobre este tipo de “comedias”. Tenga una buena noche.

      • Sr. de León: Le agradezco su participación en este blog, http://www.traslamascara.com, con su comentario y opinión, y tal como le dije a la Sra. Pinel, me solidarizo con ustedes. Este artículo está escrito, exclusivamente, como crítica teatral, a una obra exhibida durante varios años en la cartelera teatral y lo que escribo con él solo tiene relación con lo que sucede en el espectáculo de ese nombre. Le reitero mi agradecimiento. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies