Tabú, crítica teatral

01 Jul 2019

Mientras tomamos asiento en nuestras localidades de la sala Nave73, Patricia Córdoba va preparando lo que parece un pica-pica, ella es la autora del texto de “Tabú”, además de participe en su producción dentro de ‘OOF Producciones’, pero en esos momentos, aún con las luces de la escena y la zona butacas totalmente encendidas, ya está desempeñando el papel de Mar, una de los amigos y amigas que han sido citados por otro de ellos, que vive en Londres, al que hace tiempo que no ven. La quedada es en un local algo peculiar, ya que se trata de un sótano, Mar ha llegado la primera y decide ir poniendo sobre la mesa la comida y bebidas que va encontrando por allí.

“De Margarita a Magdalena, porque era más bollo que flor”.

Tabú, crítica teatralEl habitáculo del sótano queda enmarcado por una estructura metálica,  dejando espacio libre alrededor de ella, que es acertadamente utilizado por Diego Corral-Espinosa, director del espectáculo, para recrear la calle que le da acceso, haciéndonos visible en él a los amigos de Mar según van llegando, participándonos de las conversaciones que mantienen unos con otros, así conocemos a Ana (María Arahuetes), Eva (Héctor González), Joan (Gustavo Rojo), Celia (Elena González) y Nico.

Las sorpresas se van sucediendo, comenzando por la ausencia del convocante y anfitrión, pero también por el nuevo amigo que llega al grupo, Nico, como nueva pareja de una de las chicas, cuyos tics resultan algo “chirriantes” al colectivo, pero bien recibido para el público, desde el  momento inicial, en un personaje que aporta las mayores dosis de humor, bien interpretado por Miguel Rascón.

“¿Soy lo que quiero ser …o lo que los demás quieren que sea?”

Los primeros minutos son utilizados en presentar los matices más destacados de los personajes, recordándonos algo el planteamiento de múltiples series o películas surgidas al influjo de “Friends”.

La trama se tornará en intriga y el tiempo a disposición de los seis protagonistas quedará condicionado, y limitado, por unos imponderables que, intentando sorprender, no lo llegan a hacer del todo, pero que sirven para que los protagonistas se muestren en su verdadera autenticidad, liberados de las apariencias que la palabra amistad condiciona a lo largo del tiempo. Lo harán ante el público, pero también los unos frente a los otros y ahí aparece el juego al que se hace referencia en el título, Tabú, desvelándonos, uno a uno, la palabra que mejor les define a cada uno de ellos.

“Todos somos transparentes cuando no tenemos nada que perder”

La iluminación, responsabilidad de Isabel de Valdenebro, Simón Mercado y Lorena Rubiano, destaca dentro de los apartados técnicos, sabiendo remarcar el propio espacio personal de cada personaje, especialmente en los momentos en que explicaban el por qué de su palabra elegida, acercándose al público, en conversación íntima con él, en una realidad distinta del resto de sus amigos y compañeros; pero también al recrear las conversaciones que suceden paralelas, y al tiempo, entre diferentes combinaciones de personajes.

Tabú, crítica teatral

Grandes dosis de esfuerzo por parte de todo el elenco, y el resto del equipo, para esta reflexión sobre la sinceridad, la amistad y las formas en las que nos relacionamos los unos y los otros, que iniciada como una comedia costumbrista contemporánea, pasa por la intriga, amaga el drama y termina por rebelarse en una fábula de la que todos podríamos participar, aportando diversos y variados ejemplos. Y es que ésta obra cumple con la premisa de llevar al teatro la cotidianidad de muchos de los espectadores que acuden a presenciarla, para llegar a verse representados sobre la escena.

Share

Comentarios

  1. Me encanto la crítica, tengo mucha ganas de ver esta obra, pero estaba esperando a ver que tal le iba. Es complicado hacer una historia dinámica e interesante dentro de los límites de un escenario, por eso es que me agradan tanto propuestas frescas como esta, que te hagan pasar un buen rato sin ser malas o pretenciosas.

    Algo tienen las historias de amigos que por lo general funcionan. Supongo que, como en todo grupo, siempre es interesante ver quien tiene algo que esconder, cuanto han cambiado las cosas entre ellos y como prevalece la amistad a pesar del tiempo.

    Estaremos al pendiente de futuras críticas, un saludo.

    • Muchas gracias, «Obras para Teatro», por vuestro comentario sobre la crítica teatral que hemos publicado sobre el espectáculo teatral «Tabú», participando en http://wwww.traslamascara.com, cumpliendo una de las premisas por las que fue creado, dando un espacio para que cualquier aficionado a la escena teatral pudiera expresar sus opiniones, os animamos que, efectivamente, acudáis a las futuras representaciones de esta obra. Os reiteramos nuestro agradecimiento y esperamos vuestras visitas en nuestra web y blog para seguir participando de nuestras críticas teatrales. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies