Rajoy y la maldición de Juncker

26 May 2015

Traigo a mi blog el interesante articulo  de José Antonio Zarzalejos “Rajoy y la maldición de Juncker”, publicado en “La Vanguardia”, tras la comparecencia, en rueda de prensa, del Presidente del Gobierno  y Presidente del Partido Popular, tras los resultados de las elecciones del 24-M.

Incluyo link de acceso directo: http://www.caffereggio.net/2015/05/26/rajoy-y-la-maldicion-de-juncker-de-jose-antonio-zarzalejos-en-la-vanguardia/

_____________________________________________________________________________________________________

Hubiese sido un despropósito político que el presidente del Gobierno no compareciese después del 24-M. Se llegó a pensar que no lo haría después del comité ejecutivo del PP celebrado en la tarde de ayer porque Rajoy lleva tres años sin enfrentarse a la prensa en la sala reservada a los medios en la sede de la calle Génova. Acertó al comparecer y al someterse a cuatro preguntas. Y ahí se acabó el acierto del inquilino de la Moncloa, porque todo lo demás resultó un error.

Fue un error calificar a la vez de “incuestionable” la victoria del PP en las municipales y autonómicas y, al tiempo, autocriticarse por no haber logrado las mayorías necesarias para gobernar. Fue un error retranquear la importancia que la corrupción ha tenido en el batacazo de su partido. Y fue un error anunciar que no cambiará nada ni en el Gobierno ni en el partido y lo fue también la persistencia en el argumento económico como esencial en su política de comunicación, sobre la que asumió un ligero desajuste.

La impresión generalizada es que Mariano Rajoy no tiene respuesta a la derrota electoral del PP el 24-M y que está tratando de ganar tiempo para articular una reacción que le permita llegar a las elecciones generales (en ningún caso se adelantarán) en mejores condiciones que las actuales. El presidente del Gobierno espera mucho de la política de pactos con Ciudadanos y apostará claramente por el entendimiento para evitarse el calvario de un junio y un julio de pérdidas por goteo de ayuntamientos y gobiernos autonómicos. Pero más allá de esa impresión, existe en el PP la desolación que provoca el desconcierto.

Rajoy vino a dolerse de lo que se conoce como la “maldición de Jean-Claude Juncker” popularizada en España por el periodista Joaquín Estefanía. Según el presidente de la Comisión Europea “sabemos lo que hay que hacer, pero no sabemos cómo ser reelegidos después de hacerlo”. Eso es, justamente, lo que le podría estar ocurriendo a Rajoy. Aunque parece haberse decidido por continuar con su línea argumental perseverando en el dicho de que el que “resiste gana”. De ahí que desgranase nuevamente lo que entiende por sus méritos: el no rescate soberano de nuestra economía -siempre se olvida del financiero-, el crecimiento del PIB y las cifras de paro registrado y de la EPA. Esas serían sus piezas de convicción para “creer” -un verbo que apela a la fe más que a la convicción- que será el candidato a las generales. Sin embargo, al desplome del PP el 24-M le queda mucho recorrido político y no es seguro que Rajoy pueda controlar a un partido de poder cuyos próceres todavía no han interiorizado la dimensión del fracaso. No están dispuestos a asumir la maldición de Juncker por empírica que sea.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies