Mirta en espera, critica teatral

28 Abr 2018

Mirta en espera, critica teatralQuien espera desespera, dice el refrán popular; pero Mirta espera de forma entusiasta el momento de convertir su sueño de actriz en realidad, incluso en su pequeño bolso guarda la réplica de la estatuilla de Oscar con la cual mantiene conversaciones llenas de confidencias, ensayando el discurso de agradecimiento que dirigirá al recoger tal distinción, interiorizando cada una de las cosas a hacer cuando ello ocurra: no pisarse el vestido, subir con desenvoltura las escaleras hasta llegar a quien le entregue el galardón, sin perder la mirada con él, y atenta, al tiempo, a que la cámara la encuentre cada vez que la busque. 

And the Oscar goes to…

Dice anhelar salir en las revistas, pero realmente lo que persigue, es una oportunidad que le permita tener la certeza de que su madre se sienta orgullosa de ella, a pesar de aquella boda frustrada y de la ristra de novios “especiales” que le ha ido llevando hasta Cuenca.Mirta en espera, critica teatral

Ángela Palacios es la mujer orquesta, interpreta a Mirta, y es también la autora de éste texto, además de directora; canta, baila y se mueve con desenvoltura y naturalidad, utiliza guiños de clown y un aire “naif” pero no se equivoquen, la trama que plantea es de gran profundidad, aunque tratada desde la ternura, consiguiendo provocar sonrisas y alguna carcajada, pero no estamos ante un monólogo cómico, aunque sí se utiliza el humor, de forma inteligente, para hacer una reflexión sobre los efectos de las expectativas, deseos e ilusiones de la propia vida de cada uno de nosotros.

“El amarillo da mala suerte …¡pero a mí, peor no me puede ir!”.

Mirta en espera, critica teatral

Mirta ha quedado con Ramón, un “cazador de nuevos talentos artísticos”, y lo han hecho en la vía pública, exactamente en un banco azul, ya que ni ella, ni él, tienen un despacho donde reunirse. Ella lleva todo su arsenal de recursos, su guitarra, un micrófono y un altavoz, además de su único vestido largo, que sí, es amarillo, pero como bien dice …¡peor no me puede ir!.

El tiempo pasa y empieza a hablar con alguna persona que le rodea e, incluso, se anima a cantar, nosotros estamos allí y nos comparte sus confidencias, nos habla de Bruno, de sus amigas y de los planes de éstas para ayudarle a ligar, aunque sea a base de desdoblarse en su personalidad, llegando a interpretar un personaje, incluso, en su vida afectiva.

Mirta en espera, critica teatral

“El compromiso me coarta la creatividad”.

Mientras acompañamos a Mirta, en su espera, descubrimos que cada uno de nosotros también estamos esperando algo, un mejor trabajo, la pareja soñada, un futuro mejor… pero ¿hacemos algo de manera activa para conseguirlo o sólo esperamos de forma pasiva a que algo suceda?.

Ángela Palacios acredita con este trabajo una gran versatilidad y talento para la interpretación, ella sí que hace algo más que quedarse sentada en un banco para conseguir su propia visión sobre su futuro, mientras tanto podéis visitar a Mirta, los viernes a las 20 horas, en “Off Latina”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies