La toma de decisiones

08 Nov 2015

¿Cuántas decisiones podemos tomar cada persona a lo largo de un día?, ¿dos, tres, cinco… diez, veinte… más?. Elegir la hora a la que pondremos el despertador por la mañana, optar por una ruta para ir a un lugar, como organizar lo que hacer en una jornada, comprar un producto u otro, leer o ver televisión, hacer deporte u optar por un paseo; todas estas acciones requieren la toma de una decisión y nada tan cercano, tan vinculado a la esencia del ser humano, como el sistema desarrollado para ello.hombre_decidiendo

Posiblemente solo la reflexión de pensar en todas las decisiones que enfrentamos cada día, aunque sean domésticas, nos haga cuestionarnos sobre qué cosa es diferente en nuestra toma de decisión, cuando ésta es realmente importante para nuestra vida, bien en el plano personal, bien en el plano profesional; es entonces cuando sentimos la necesidad de la reflexión. Las decisiones domésticas de cada día afloran automáticamente de nosotros, casi sin que seamos conscientes de ello, sin embargo esas otras decisiones importantes nos pueden llegar a bloquear, ¿qué es distinto entre éstas, y aquellas, en nuestro sistema de toma de decisiones?.

El coaching como técnica de acompañamiento, es una herramienta apropiada, cuya sistemática pondrá el coach a disposición del coachee para que éste descubra los elementos necesarios para su toma de decisión, siendo consciente que escoger, siempre supone renunciar a algo.

decisiónEs habitual entre los retos planteados por los coachees poner el foco en mejorar la toma decisiones, pero habría que calibrar si la dificultad está relacionada con un asunto determinado, lo cual exigiría identificar cuáles son las posibilidades de una elección en concreto, analizando sus pros y sus contras, o si la dificultad tiene que ver con la aparición generalizada de determinados miedos y las emociones que se sustentan bajo ellos; así en decisiones vinculadas al plano profesional puede aflorar el miedo al fracaso, al éxito o a la pérdida de determinadas seguridades ante procesos de incertidumbre; mientras que en decisiones vinculadas a la vida personal podrían aflorar el miedo a arrepentirse, a no ser aceptado, bien socialmente o en el plano afectivo, a no ser querido, a ser juzgado o a no cumplir con las expectativas que los demás tengan sobre nosotros, todos estos miedos serán limitantes en un proceso de toma de decisiones ideal.

yes_noEs frecuente oír a personas identificar su sistema de toma de decisiones con una sistemática racional, en el que impere el cálculo, minimizando los efectos de un posible error, defendiendo una lógica cerebral, con grandes adeptos en el mundo de los ejecutivos de las grandes empresas y corporaciones, pero la mejor decisión no es la que solo se obtiene con argumentos cerebrales.

El ser humano cuenta con tres cerebros, el encefálico es el más reconocido, pero también cuenta con el cerebro cardiaco, este es el que responde y conecta con las emociones, y el cerebro visceral o gástrico, es el que es reactivo, impulsivo y muy útil para situaciones de emergencia, aportando el coraje necesario para la toma de decisión. A estas alturas del siglo XXI, en un mundo en el que todos estamos conectados y somos interdependientes los unos de los otros, quien solo incluya en su toma de decisiones el proceso racional del cerebro encefálico será calificado como un líder incompleto.

encrucijadaLa primera respuesta que nos debemos dar cada uno a nosotros mismos es ¿qué queremos hacer? y ello está conectado con las emociones, siendo el cerebro cardiaco, ubicado en el corazón, el que nos debe responder, para a partir de ahí contrastarlo con la racionalidad del cerebro encefálico y finalmente conectarlo con el cerebro visceral y con la acción.

No desaprovechemos recursos, utilicemos nuestros tres cerebros y afrontemos la toma de decisiones con liviandad, no hay una decisión que garantice la infalibilidad, la clave que nos tenemos que desvelar a nosotros mismos es sobre lo que realmente queremos hacer y para qué.

“El primer paso indispensable para conseguir las cosas que quieres de la vida es este: decide lo que quieres”. (Ben Stein).

Share

Comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com. Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies