La plutocracia de Rajoy

01 Jul 2015

Dentro del marasmo de información que ocupa la actualidad, más allá del referéndum convocado por Tsipras en Grecia, dentro del juego de póker que mantienen el gobierno heleno con el Eurogrupo y resto de antiguos integrantes de la Troika, más allá del día a día de la larga campaña electoral, de cinco meses, en la que nos encontramos inmersos en España, más allá de los últimos comentarios sobre los cambios, que no fueron, abordados por Rajoy en el PP y su gobierno e, incluso, más allá de las últimas novedades de la actualidad jurídico-política (ERE’s, Bárcenas, Gürtel , Púnica, Tarjetas Black, Bankia, Rato, Olivas, etc…), un tema “no menor” aflora en la realidad de nuestro país.

El tribunal encargado de calificar las pruebas de acceso al elitista cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado –verdadera cantera de ministrables- ha otorgado el número 1 de la promoción de este año a Francisco José Millán Rajoy. Sí, lo que suponen es verdad, se trata de un sobrino del actual inquilino del Palacio de Moncloa y, a la sazón, presidente actual del gobierno de España, el afortunado concurrente a tan exigente pruebas, ha debido realizar un trabajo ímprobo en este último año para conseguir ser reconocido como el número de 1 de esta promoción, ya que en las pruebas del año pasado no logró superar el corte de la oposición, siendo suspendido, aun con gran debate entre los miembros del tribunal. Sin embargo, en esta ocasión, sus méritos han sido reconocidos.La plutocracia de Rajoy

No obstante, la habitual fina ironía española, tan acertadamente representada por Goya en sus célebres “Pinturas Negras”, no deja de dar puntadas sin hilo y no ha pasado desapercibido el hecho de que el presidente del Tribunal que este año ha reconocido con tan alta calificación al joven Sr. Millán Rajoy; José Manuel Rodríguez de Castro, haya sido designado por el Gobierno como nuevo representante oficial de España en calidad de consejero coordinador de Asuntos Comerciales en Bruselas. Así consta en la orden ministerial firmada el pasado 24 de abril por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, y que fue publicada en el BOE con fecha 12 de mayo de 2015; dándose la circunstancia, evidentemente de forma casual, que la buena nueva que oficializaba al sobrino del Sr. Rajoy como número 1 de su oposición, fue comunicada con una orden ministerial firmada tan sólo veinte días después, exactamente el 1 de junio, publicada acto seguido en el BOE del día nueve del mismo mes, donde aparecen los diez aprobados con sus respectivas puntuaciones liderada por el familiar del actual inquilino de la Moncloa.

Pero otro hecho hace que el ripio que afecta a los miembros del Tribunal evaluador que ha terminado por premiar con el número 1 de la las pruebas de acceso al elitista cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado a Francisco José Millán Rajoy no quede ahí, ya que el primer miembro incorporado al consejo de BFA-Bankia tras la profesionalización del mismo llevada a cabo por el Sr. Goirigolzarri, tras el plan de ayudas y recapitalización recibidos, ha sido Joaquín López Pascual, a propuesta del FROB –es decir del Ministerio de Economía y del Gobierno de España-, quien también, curiosamente, formó parte del tribunal que examinó al sobrino de Rajoy, habiendo sido comunicado por el banco público, como hecho relevante, informado a través de la CNMV el cinco de junio, aunque en este nombramiento tampoco deja de llamar la atención que este señor fuera el presidente de la Asociación de Empresarios de Coleccionismo e Inversión (ASECI) cuando estalló el escándalo, en 2006, de Forum Filatélico y Afinsa. Verdaderamente curioso que quien estuvo afectado por aquel escándalo, sea la primera persona incorporada por el Sr. Goirigolzarri, como nuevo consejero de BFA-Bankia tras las nombramientos iniciales de su gestión ¿querrá decir que volvemos a la injerencia política en las entidades herederas de las antiguas cajas de ahorro?, aunque lo verdaderamente llamativo es que dos miembros del tribunal que han señalado al sobrino del actual presidente del Gobierno de España, con el número 1 de la promoción de este año de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, hayan sido tan notablemente reconocidos en sus carreras profesionales.

Quizás todo sea capricho de la casualidad, pero al observar los hechos es inevitable pensar en aquella conocida frase de Plutarco: “ …la mujer del César, debe ser honrada y parecerlo”. Veamos, tenemos un sobrino del presidente del gobierno en ejercicio, que obtiene el número 1 en una promoción, en la que el año pasado fue suspendido, al tiempo que dos miembros del tribunal que le evaluó son promocionados políticamente, uno dentro de una entidad financiera aun propiedad del Estado en el 60% de su capital. Sí, quizás nos equivoquemos pero con mucho menos argumento, un autor clásico podría definir este episodio como “La plutocracia de Rajoy”.

El poder siempre termina para dar un aire de “César” a quien lo ejerce, pero, por favor, cuidemos las formas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies