Infarto. ¡No vayas a la luz!; crítica teatral

27 Ago 2019

Iniciando mi adolescencia viví la experiencia de estar seis meses hospitalizado, tiempo que, para el niño que era en aquellos días, quedó grabado como mucho más prolongado, al fin y al acabo ese periodo equivalía a más del 5% de la vida, por entonces, vivida por mi.

Los recuerdos, las experiencias y las anécdotas de aquel medio año han perdurado en mí, más frescos que otras épocas mucho más recientes e, incluso, más de una vez me pregunto por qué no fuí el médico que, tras aquella experiencia, quise ser.

“¡Por mucho que comáis …todos vamos a acabar en los huesos!”

Infarto. ¡No vayas a la luz!; crítica teatralHay momentos en la vida que nos marcan para siempre, más si tienen que ver con la propia salud en situaciones de verdadera exigencia.

El actor Santi Rodriguez sufrió un infarto el 27 de julio de 2017 y sobre aquella experiencia ha realizado su último espectáculo, ”Infarto. ¡No vayas a la luz!”, del que es solista absoluto, asumiendo su dirección, la creación del texto y, por supuesto, la interpretación, en forma de monólogo.Infarto. ¡No vayas a la luz!; crítica teatral

“¡Yo a la luz no voy!”

Dos ideas centrales son los ejes sobre los que se mueve la propuesta del cómico jienense, por un lado la alegórica luz blanca al final de un túnel, que, tantas veces se ha dicho, podría suponer la visión de quien lucha por no abandonar el mundo de los vivos, y por otro lado la segunda oportunidad que supone el poder recuperarse de unos momentos tan extremos, haciendo propósitos de enmendar aquello que se podría haber hecho mejor.

“¡Vivid la vida! …y si hay que morir, que sea de risa”

Infarto. ¡No vayas a la luz!; crítica teatralSanti Rodriguez nos relata su experiencia con una gran comicidad y un estupendo sentido del humor, riéndose de sí mismo y de que su infarto fuera de bazo …¡sí, de bazo!, exactamente lo sufrió en la artería esplénica y no en el corazón. Pero lo que realmente consigue es que el público ría junto a él, logrando que cada espectador salga con una sonrisa dibujada en su cara del Teatro Principal de San Sebastián, recordando alguno de los divertidos momentos vividos, mientras se intentan cobijar de la lluvia de la tormenta con la que despide el mes de agosto en gran parte de España, de este a oeste y de sur a norte. Tromba de agua en la calle y de risas en el teatro.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies