España huele a pobreza y corrupción

05 Abr 2015

Traigo a mi blog el artículo escrito por Alberto Vila (@reseneka) en @publicoscopia en el que pone “negro sobre blanco” la realidad que se observa en nuestras calles, donde la paciente ciudadania sufre las consecuencias de los “pillos” que, en su beneficio, nos han engañado a todos los demás, con la factura a nuestro cargo. Incluyo link de acceso directo:

http://www.publicoscopia.com/opinion-politica/item/3753-espa%C3%B1a-huele-a-pobreza-y-corrupcion.html

_____________________________________________________________________________________________________________

Siempre procuro caminar las calles y plazas que habitan las personas. Los individuos que constituyen la realidad de lo cotidiano. Hablo con muchas de esas gentes. Luego procuro volcar el resultado de esas experiencias en estos artículos.

En los últimos años de un modo cada vez más notable me transmiten que España huele a pobreza y corrupción. A cirios y culpas. A decepción y desesperanza.

Resulta ser una pobreza de súbditos y mediocres que se adentra en las raíces de nuestra historia. En el caso de la corrupción. Se trata de comportamientos integrados al ADN de los pícaros hispanos. Lamentable percepción.

Resistirse a aceptarlo no supone más que postergar las posibilidades de operar en las posibles correcciones. Será necesaria una suerte de manipulación en la genética política que desencadena estos comportamientos.

España se encuentra bajo el efecto del estruendo de los tambores procesionales. El ruido mediático que procura ensordecer y hacer inaudibles los lamentos que se elevan desde las salas de urgencias. El sonido a crujir de maderas y metales cuando derriban las puertas de los desahucios. De llanto de los niños con hambre y las casas en sombras. ¿El PP es una ONG?

La exclusión tiene muchos sonidos que es necesario acallar con otros ruidos.

Los de las innumerables inauguraciones. Muchas sin el menor sentido. Costosos proyectos para beneficio de grupos. La dudosa utilidad pública que les atribuyen es un eco de los años del despilfarro. Estas obras son merecedoras de ser auditadas con detenimiento.

España es el país de la UE que más ha desertado de gestionar adecuadamente la reserva del sistema de pensiones. Con ello libera de obligaciones a empresarios “competitivos”. También desarbola el sistema para ofrecerlo a la banca que siempre deseó tal negocio. Recordemos el objetivo ya cumplido de cargarse a las cajas de ahorros. Entidades que se dedicaban al crédito para la producción y el consumo.

Lo que nos dejan es un sistema que se ha apropiado de una parte significativa de la renta de la mayoría de españoles. Mientras una ministra de Trabajo sonríe a las cámaras de los medios afines. Más del 50% de los jóvenes ya no lo hacen.

Entre mentiras nos están sustrayendo lo que nos pertenecía.

Cuando leo las recientes declaraciones de Pablo Crespo acerca de que se siente víctima de una conspiración. Entonces recuerdo los tiempos. Allá por 1991. Cuando este autodefinido empresario era un empleado de sucursal de Caixa Galicia en la ciudad de Pontevedra. Lo conocí entonces. Una persona un tanto opaca.

Luego fue integrado y formado en los equipos cercanos al entonces cacique provincial José Cuiña. Manejaba las finanzas del PP en Galicia. De allí a convertirlo en el número dos del escalafón de la trama de Correa. Tiene lógica…¿no?

Su meteórica carrera es un caso para observar detenidamente. Porque este personaje admitió la gestión en B de los fondos del PP. Prescripciones aparte.

¿De qué hablamos cuándo decimos corrupción?

Esta España entre cutre y mediocre. De “emprendedores”. De maletines. De sobres que nadie niega por cierto. De inversiones en acciones de formación. En ERES. En proyectos que no se hicieron. De rescates a Bankia y similares. Del FROB en defensa de una posible defraudación. De indemnizaciones a empresarios curiosamente donantes. En casos archivados y vueltos a reabrir por obra de suplicatorios internacionales.

Podríamos decir que es la España de los indultos no sólo arcaicos. También cuestionables. De magistrados “comprensivos”. Caso Aguirre dixit. De prescripciones calculadas. La causa Gurtel valenciana se pospone hasta junio.

De órganos de contralor “diseñados”. La división de poderes diluida. La privatización del Registro Civil y el concepto de prevaricación.

Tal vez por ello estamos donde estamos.

Algunos medios publicaron en su momento que la magistrada Concepción Esquejel es una jueza próxima a la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. Resulta ser la presidenta de la Sala Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Esta está dominada por jueces conservadores. Por reparto le ha tocado juzgar la trama Gürtel instruida por el juez Pablo Ruz.

Salvo sorpresa. Será la que presida el juicio.

Todos recuerdan que en el acto de imposición de la la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort. Máxima distinción judicial que Castilla-La Mancha decidió otorgar a la jueza en marzo de 2014. Entonces Cospedal se refirió a Esquejel como “una gran mujer y una gran jurista”. Sin negar sus valores dejo en libertad al lector.

¿Se librarán?

Nos han ofrecido como dieta al desaliento y la decepción es la única meta que nos reservan. Antesala de la sumisión. Porque quieren siervos sumisos con las libertades desnutridas.

En principio han hecho que regresemos a la España en blanco y negro. La han empobrecido. No desean la inteligencia.

Nos desean inermes. Que lo consigan depende exclusivamente de lo que hagamos cada uno de nosotros. De nuestra voluntad de expresar que nos ofenden.

De nuestro voto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies