El enemigo

14 Jul 2014

La oscuridad de la noche era iluminada por las ráfagas de metralleta, un pesado olor a azufre hacia casi irrespirable el aire, los gritos de los heridos atronaban en su cabeza, un cuerpo inherte yacía a su lado, debía protegerse, corrió buscando nuevo cobijo, tras una barricada lo encontró; su rostro tornó a pálido, su cabello encaneció, al entrar en la trinchera, decenas de ojos y fusiles le apuntaban ataviados con uniforme enemigo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies