Desesperados, crítica teatral

02 Oct 2017

Todas las personas solemos tener los mismos problemas.

DesesperadosEl concepto universalidad se puede aplicar a muchos ámbitos, y nada mejor que viajar para comprender como todas las personas, en cualquier rincón del mundo, solemos tener los mismos problemas.

Incluso si pudiéramos trasladarnos en el tiempo sería muy curioso comprobar hasta que punto la condición humana repite sus formas de hacer hoy, igual que en la edad medía en Europa, en el antiguo Egipto o alrededor de la revolución francesa en pleno siglo XVIII.Desesperados

Deambular por la avenida Corrientes de Buenos Aires es una invitación a visitar uno de sus templos teatrales y ante esa oportunidad, me dejé llevar de mi olfato para disfrutar de Desesperados, creación de Fernando Ceylâo, dirigida por Lía Jelin, programada en “Teatro Buenos Aires”, protagonizada Nicolás Furtado, Stéfano de Gregorio y Agustín Sierra, obteniendo el premio de presenciar un espectáculo fresco, divertido y que funciona estupendamente, en el que la risa, y la aparente improvisación en que parece moverse, no son sino la elaborada consecuencia de un gran trabajo de precisión, entre un guión que funciona y unos destacados trabajos actorales.

Desesperados por salir de las desesperación.

Desesperados

El espectáculo conecta con el público desde el minuto uno, sintiéndose representado con su planteamiento inicial:

“…abrís Instagram y la gente está desesperada para exhibir una vida ostensiblemente productiva, feliz y sana. En Facebook todos desesperados para gritar sus opiniones ejemplares, posiciones políticas, los hechos maravillosos de sus hijos precoces y superdotados y las incontables victorias profesionales. En la calle desesperación es por llegar al destino, para evitar la espera, para no dejar al otro pasar por delante. En el trabajo desesperados por no ser despedidos ni ganar menos que el compañero. En el gimnasio desesperados por mantenerse en forma. En las charlas del bar desesperados por ser escuchados, entendidos y admirados. En la televisión y el diario desesperados por las noticias y…”Desesperados

Una puesta en escena sencilla, pero muy ágil, sirve para ir cambiando, continuamente, cada una de las localizaciones de las pequeñas historias que forman el puzzle completo de la trama que se nos presenta. Un vestuario uniforme en los tres actores protagonistas, da el marco adecuado para resaltar el cartel que cada uno de ellos se pone en el pecho, para ir cambiando de personaje y de circunstancias.

Desesperados

El trabajo interpretativo por parte de los tres actores es más que notable, si bien me sorprendió especialmente la prestación de Stéfano de Gregorio, divertídisimo y muy versátil, con una gran capacidad de conexión con el público.

Aún nos queda la capacidad de reírnos de todo.

DesesperadosCómo dije al inicio, los problemas de un lugar del mundo, no son ajenos al resto y se reproducen en la generalidad. La desesperación es algo que califica el momento actual de nuestras sociedades en el siglo XXI, todos desesperados por salir de ella, quizás aun nos mantenemos cuerdos porque, todavía, tenemos la capacidad de reírnos de todo …y esta obra nos ayuda a ello.

Muy grata sorpresa estos Desesperados que serían un gran ingrediente para la programación teatral de alguna sala española, las risas y el buen humor están asegurados….¡falta nos hace!.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies